Secretario de Vivienda declara ante el Congreso

Lamenta que fondos estén a merced del vaivén político
Fernando Gil Enseñat, secretario de la Vivienda de Puerto Rico. (Nahira Montcourt / NotiCel)

El secretario de Vivienda de Puerto Rico, Fernando Gil Enseñat, lamentó hoy ante el Congreso federal que las regulaciones de los fondos CDBG-DR estén a la merced de las preferencias de política pública del liderato político del momento.

De igual manera, dijo que en el caso de los fondos asignados a Puerto Rico han estado expuestos a múltiples cambios de planes de trabajo y que algunos de los programas aprobados en julio de 2018 fueron cancelados en marzo de 2019 por el nuevo liderato político.

“Esto ha sido frustrante, pero estamos trabajando con nuestros compañeros de HUD y estamos en un acuerdo para seguir adelante. Aunque perdimos algo de tiempo durante el cierre federal, el personal de HUD ha trabajado ágilmente para lograr las aprobaciones para poder tener nosotros total acceso a la primera emisión de $1,507,179,000”, indicó Gil Enseñat.

El Secretario de Vivienda declaró hoy ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes federal, Subcomité de Supervisión e Investigaciones sobre la administración de fondos de recuperación de desastres a raíz de Huracanes Harvey, Irma y María.

Entre los ponentes confirmados se encuentran, además de Gil Enseñat; el consejero del Inspector General, Jeremy Kirkland; la jefa de servicios comunitarios del condado de Harris, Daphne Lemelle; y la vicepresidenta senior de Enterprise Community Partners, Marion Mollegen-McFadden. Prácticamente todos coincidieron en que se debe codificar mejor los requisitos y usos de los fondos del programa CDBG DR, e incluso Gil Enseñat apuntó a que depende de cada necesidad de reconstrucción o recuperación los fondos y auditorías de esos programas debe corresponder con la agencia experta. Por ejemplo, si se trata de viviendas, que se encargue el HUD, si se trata de energía, la Comisión federal de Energía, si se trata de ingeniería, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. (USACE por sus siglas en inglés).

Por otro lado, Kirkland no pudo responder cuándo exactamente tendrá una auditoría completa de las posibles trabas que hayan puesto funcionarios federales sobre el desembolso de fondos tomando en cuenta que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha manifestando varias veces que no confía en dejar el manejo de fondos de recuperación en manos de la Administración Rosselló Nevares.

“Agentes y asesores legales han entrevistado algún personal del HUD, pero otros han renunciado y aún siguen sin localización”, admitió Kirkland.

Los usos elegibles de los fondos de CDBG-DR generalmente incluyen categorías de vivienda, revitalización económica e infraestructura, entre otros proyectos de construcción o rehabilitación; futuras actividades de mitigación de desastres; asistencia financiera interina a propietarios de viviendas; y planificación y administración de la recuperación.

No hay una autorización automática de cuándo y cuánta financiación bajo el programa CDBG-DR se otorga pues el Congreso debe debatir y aprobar cada asignación suplementaria caso por caso. Por lo general, el Congreso otorga al Secretario de Vivienda federal (HUD por sus siglas en inglés) una amplia discreción para asignar fondos a los estados o gobiernos locales utilizando la información de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para calcular las asignaciones.

Al 1 de febrero de 2019, hay 57 beneficiarios con 106 subvenciones activas de CDBG-DR para un total de $ 54,600 millones. Estos fondos operan bajo los requisitos contenidos en 78 notificaciones diferentes del Registro Federal. No obstante, la Oficina del Inspector General encontró que los beneficiarios se ven sumidos entre requisitos confusos y a veces duplicados en múltiples registros federales.

Por ello, la OIG recomendó establecer un marco permanente para futuros desastres; reducir el volumen existente de notificaciones del Registro Federal; proporcionar un conjunto estandarizado de reglas para todos los beneficiarios; y garantizar que las subvenciones se cierren de manera oportuna. Sin embargo, HUD no ha actuado sobre estas recomendaciones, en parte porque el Congreso no le ha ordenado desarrollar una reglamentación.

Recientemente se presentó el proyecto para crear la Ley de Reforma a la Recuperación de Desastres 2019, que autorizaría permanentemente el programa CDBG-DR y abordaría las inquietudes que se han planteado acerca de la administración del programa.

Puede seguir la vista pulsando aquí.

Fuente: noticel.com