Esperan graduar en el verano a 2,100 alumnos para que se integren a esta industria

 (semisquare-x3)
En la foto el secretario de Desarrollo Económico, Manuel Laboy, el secretraio del Trabajo Carlos Saavedra y Julia Keleher. (Juan Luis Martínez)

A partir de mediados de mayo, el Departamento de Educación estrenará un currículo especial que permitirá que 2,100 estudiantes del sistema público de enseñanza sean instruidos y certificados como constructores, informó hoy la secretaria de Educación, Julia Keleher. Los cursos terminarían en junio.

La iniciativa en este año inicial estaría ofreciéndose en primera instancia a estudiantes que cursan el cuarto año de escuela superior, de modo que puedan integrarse rápidamente al mercado laboral, específicamente en los proyectos de reconstrucción de Puerto Rico. Posteriormente se evaluará si se expandirá a otros grados del nivel superior.“Dependerá de la demanda”, dijo Keleher en una conferencia de prensa en el Centro de Convenciones de Puerto Rico en Miramar.

Unos 84 maestros serán adiestrados para entrenar a los alumnos sobre los procesos de construcción en general. El curso inicial conllevará 160 horas contacto. También se proveerá una especialización en carpintería que sería opcional para los participantes del programa. Posteriormente, se añadirán otras especialidades como plomería, electricidad y albañilería.

A pesar de que la iniciativa beneficia directamente al sector privado de la construcción, ya que no tendrán que incurrir en gastos para entrenar al personal, la inversión proviene en su totalidad del Departamento de Educación. Se estima que el gasto total es de $1.2 millones.

La Asociación de Constructores de Puerto Rico sí colaboró con la iniciativa, contactando a los recursos que proveerá el entrenamiento a los maestros e impulsando la iniciativa en el gobierno, según precisó Emilio Colón Zavala, presidente del organismo empresarial.

Esto se une a otras iniciativas de beneficiencia para los contratistas. El secretario de Desarrollo Económico y Comercio Manuel Laboy indicó que con los fondos de reconstrucción se estará llevando a cabo un programa para proveer financiamiento a las empresas que no tengan la liquidez necesaria para ejecutar las reconstrucciones. También, se habló de iniciativas para subsidiar la nómina de estas empresas.

“Esto debe tener un retorno de inversión seguro porque si no se hace los estudiantes se van de Puerto Rico”, dijo Laboy. Zavala, por su parte, indicó que las certificaciones que se otorgarán a los alumnos que completen los cursos serán válidas en los Estados Unidos.

Todo el proyecto está enmarcado en la idea de que para reconstruir el país se necesita alrededor de 150,000 personas diestras en asuntos asociados a la construcción. Según el secretario del Trabajo y Recursos Humanos, Carlos Saavedra, en Puerto Rico hay alrededor de 47,000 personas empleadas en esta industria. La tasa de desempleo entre los jóvenes en Puerto Rico es de 15.8%, dijo el funcionario.

Zavala amenazó que si esa necesidad no se cubre con personas de Puerto Rico se tendría que importar mano de obra de otras jurisdicciones. Según datos del Negociado del Censo, entre el 2010 y el 2017 Puerto Rico perdió 388,980 habitantes debido a la emigración y la baja en natalidad.

Keleher, por su parte, enfatizó que el sistema educativo debe estar alineado con las necesidades de la economía de Puerto Rico de modo que los alumnos, cuando se gradúen, tengan oportunidades de empleo.

Esto, a su vez, ayuda a que Puerto Rico mejore su participación laboral que al menos en la última década ha rondado el 40% de los hábiles para trabajar.

Resource: elnuevodia.com