Incluyen $305 millones adicionales en fondos del programa de desarrollo comunitario CDBG-DR

La facción demócrata en el Senado estadounidense incluyó una asignación millonaria para Puerto Rico en una legislación para mitigar recientes desastres naturales. (semisquare-x3)
La facción demócrata en el Senado estadounidense incluyó una asignación millonaria para Puerto Rico en una legislación para mitigar recientes desastres naturales. (Luis Alcalá del Olmo)

Washington – Los demócratas del Senado estadounidense tratan de abrir un nuevo espacio en las negociaciones con los republicanos sobre la legislación que busca mitigar recientes desastres naturales, tras añadir a su proyecto de ley $462 millones en asignaciones para Puerto Rico.

Debido a la negativa del presidente Donald Trump a que se le otorguen nuevos fondos de emergencia a la isla, adicionales a los $600 millones en asistencia alimentaria, la iniciativa pudiera verse como un contrasentido.

Pero los demócratas insertaron esos nuevos fondos, a cambio de excluir el lenguaje aprobado en la Cámara de Representantes que permitiría a Puerto Rico revivir una dispensa en el pareo de fondos que tiene que hacer para recibir de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) los reembolsos por trabajos de emergencia relacionados con el huracán María.

CONTINÚE PARA VER MÁS CONTENIDO

Aunque después accedió a que se incluyeran los $600 millones en el proyecto republicano para mitigar principalmente recientes desastres naturales, la Oficina de Presupuesto y Gerencia (OMB) de la Casa Blanca se opuso en enero a esa ayuda nutricional y a la dispensa de FEMA.

La oposición de la Casa Blanca a la dispensa de FEMA -cuyo costo nadie ha calculado- continúa.

Para sustituir la exención de FEMA, además de los $25 millones para la restauración del Caño Martín Peña aprobada por los demócratas en la Cámara baja, las enmiendas demócratas proponen asignar a la isla $304.3 millones en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) y $157.7 millones para proyectos de infraestructura de agua.

La enmienda demócrata mantiene la asignación de $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de la ayuda nutricional de emergencia a la isla, que también forma parte del proyecto aprobado en la Cámara baja.

En el comunicado emitido antenoche, los demócratas hicieron referencia a $610 millones en fondos de asistencia alimentaria, pero fue que por error sumaron $5 millones que se destinan a Samoa americana.

En total la medida demócrata asignaría directamente a la isla $1,067 millones.

Aunque reconocen la importancia de la dispensa de FEMA, que lleva largos meses pidiendo el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, también entienden que es uno de los asuntos que claramente ha objetado la Casa Blanca.

“Se ofrece como una propuesta de transacción”, indicó un asesor demócrata, al indicar que los fondos CDBG-DR se pueden utilizar para parear costos que financia FEMA.

La comisionada residente Jenniffer González, quien respalda el proyecto republicano que solo ofrece el dinero de asistencia alimentaria, advirtió que los fondos CDBG-DR “no estarían disponibles automáticamente”.

Tras la asignación de casi $20,000 millones en fondos CDBG-DR, a Puerto Rico solo se le han desembolsado $1,507 millones. No se ha recibido el dinero del segundo paquete de asignaciones aprobadas, que suman $8,221 millones, y ni siquierase ha publicado la notificación para los otros casi $10,000 millones.

En una declaración conjunta, el líder de la minoría demócrata del Senado,Charles Schumer (Nueva York), y el portavoz en el Comité de Asignaciones,Patrick Leahy (Vermont), afirmaron que en momentos en que Trump quiere limitar las asignaciones para la isla, “no podemos elegir a qué ciudadanos estadounidenses ayudar y cuáles no en tiempos de crisis”.

Rosselló Nevares ha respaldado el proyecto demócrata aprobado en la Cámara baja a mediados de enero. La comisionada insiste en que la mejor alternativa es aprobar el proyecto republicano, que asigna solo los fondos de asistencia alimentaria, para que todo el asunto se decida en un comité de conferencia del Congreso.

 

En total, el proyecto demócrata del Senado ofrece $16,700 millones para atender principalmente los desastres naturales de 2018. Incluye $2,500 millones para comunidades del sureste y el medio oeste, particularmente Iowa, de interés para todo precandidato presidencial, pues allí empieza el proceso de primarias 2020.

El martes, el senador republicano Rick Scott (Florida) insistió en que respaldará la medida republicana, que es la que “el presidente puede firmar”.

Todo el debate se ha tornado más difícil después de las alegaciones infundadas del presidente Trump de que Puerto Rico ha obtenido $91,000 millones en fondos de emergencia tras el huracán María, y ahora está matizado por sus denuncias de que el liderato político boricua es “incompetente o corrupto” y el gobierno de la isla no sabe “hacer nada bien”.

Según Schumer, las negociaciones sobre el proyectoestaban bien encaminadas hasta el almuerzo de la semana pasada de Trump con el caucus republicano del Senado.

“Todo estaba avanzando. ¿Y adivinen quién entró y lo arruinó como de costumbre?” -comentó Schumer a la revista Newsweek – “el presidente (Trump)”.