Una medida busca prohibir en los rellenos sanitarios el uso comercial de Agremax, una mezcla de ceniza y agua producida por la empresa Applied Energy Systems

 (semisquare-x3)

El proyecto de ley utiliza un estudio que concluyó que AES produjo contaminantes que exceden los niveles de seguridad en el agua subterránea. (GFR Media)

En medio de señalamientos contra Applied Energy Systems (AES) por provocar altos niveles de contaminación en los acuíferos del sur, el senador novoprogresista Larry Seilhamer radicó un proyecto de ley ayer para obligar a la empresa a disponer fuera de Puerto Rico los residuos de combustión de carbón de su planta en Guayama.

Se trata del Proyecto del Senado 1121, que redefine el concepto del uso comercial beneficioso de las cenizas de carbón. Actualmente la empresa comercializa el material conocido como Agremax, una mezcla de cenizas y agua, como relleno sanitario.

Seilhamer hizo alusión en la exposición de motivos del proyecto a un estudio reseñado por El Nuevo Día de las entidades Environmental Integrity Project y Earthjustice. El mismo concluyó que AES produjo contaminantes que superan los niveles de seguridad en el agua subterránea con boro, litio, molibdeno, selenio y sulfato.La medida define el Agremax como ceniza de carbón o residuo de combustión de carbón al sostener que ese material es el resultado de una combinación de los productos generados por la combustión en AES.

Además, el proyecto incluye el Agremax dentro de los residuos de combustión que no podrían ser depositados o dispuestos en “todas las vías, terrenos, incluyendo vertederos, sistemas de relleno sanitario y cuerpos de agua dentro del territorio del gobierno de Puerto Rico”.

Prohíbe también su almacenamiento por un periodo mayor de 180 días a partir del momento de su producción, a menos que se coloque el material en tanques y silos para su eventual uso en fines comerciales como en la manufactura de cemento, hormigón y/o concreto.

Seilhamer parte de la premisa de que AES no fabrica en la actualidad estos materiales ni otros como plásticos o goma, con sus residuos de carbón.

“Lo que no sea para uso comercial beneficioso al amparo de la definición que establezco en el proyecto tiene que ser transportado fuera de Puerto Rico”, dijo Seilhamer a El Nuevo Día.

Según el senador, la definición del uso comercial beneficioso de los residuos del carbón permitió a AES almacenar cenizas de carbón en enormes montañas dentro de sus instalaciones bajo el argumento de que realmente se trataba de Agremax.

La empresa genera aproximadamente 25,000 toneladas de residuos al mes y 300,000 toneladas al año, sostuvo Seilhamer al precisar que sacan esos residuos de la isla “en ocasiones”.

“Quien determinaba si tenía un uso comercial beneficioso era la propia empresa”, indicó Seilhamer al precisar que el gobierno descontinuó la práctica de comprarle residuos de carbón para utilizarlo como relleno en las carreteras. Tras esa decisión, AES logró que la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA) le permitiera usar el Agremax como material de revestimiento en dos rellenos sanitarios: Humacao y Yabucoa.

“Amparados en ese beneficio, apilaban esas grandes montañas al lado de sus facilidades”, explicó.

El proyecto de Seilhamer también ordena al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales a “aprobar o enmendar cualquier normativa o reglamento necesario” para cumplir con la ley.

El propuesto reglamento de manejo de cenizas de la agencia permite el uso comercial beneficioso de las cenizas encapsuladas y no encapsuladas.

En el caso de su versión no encapsulada, se trata de “material secundario en forma suelta y no adherida, y que involucra la colocación de este sobre el terreno”, incluyendo relleno estructural.

AES no contestó una petición de reacción de El Nuevo Día.

Cero carbón, dice Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló recordó ayer que la política pública de su administración incluye una generación energética libre de carbón.

“Tuve una conversación con nuestros funcionarios principales en infraestructura. La secretaria de Recursos Naturales ha multado a AES y se le ha exigido unas acciones y unos planes de mitigación”, señaló el gobernador.

“A mediano y largo plazo, nosotros estamos transicionando a que tengamos una producción energética de cero carbón. A lo largo de los próximos años tiene que haber una transición porque ya es parte del modelo que vamos a proponer y la política pública de nuestra administración. Hay otros esfuerzos en la transición que se están trabajando”, concluyó.

Ricardo Cortés Chico colaboró en esta historia

Source: elnuevodia.com

Subscribe To Our Newsletter

Enter your e-mail address to receive information about ReImagine Puerto Rico’s efforts in Puerto Rico.

You have Successfully Subscribed!