El ingeniero y exfuncionario Carlos Pesquera indicó que la fase de recuperación permanente apenas comienza

Números de FEMA muestran lentitud en P.R.

Una recuperación completa de la isla tras el desastre del huracán María podría demorar de 10 a 15 años.

Al menos eso opinó Carlos Pesquera, exsecretario de Transportación y Obras Públicas y la Autoridad para el Financiamiento de Infraestructura, como parte de un análisis que realizó sobre las obras de recuperación permanente en la isla.

Los comentarios de Pesquera surgen a raíz de una conferencia que ofreció el pasado 5 de abril en el Mega Viernes del Instituto de Ingeniería Civil. El exfuncionario publicó su presentación y explicó que la lentitud con la cual la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha atendido las obras permanentes ha provocado el atraso de la fase de recuperación en la isla.

“La recuperación está más lenta de lo que se esperaba. En estos momentos, se están haciendo unos esfuerzos para sacar unos proyectos que son proyectos pequeños para tratar de sacarlos a construcción lo más pronto posible”, estimó el ingeniero.

En primer lugar, Pesquera pronosticó que hoy FEMA extenderá el periodo que tiene para formular proyectos de recuperación permanente para la isla que, a su vez, vence el próximo 15 de octubre.

Según el ingeniero, la agencia se encuentra rezagada en esta fase previa a comenzar proyectos de obras permanentes por el desastre al solo haber realizado 10,000 visitas de campo. De acuerdo con estimados de Pesquera, el Gobierno tiene más de 65,000 incidentes reportados para obras municipales. Asimismo, destacó que FEMA tan solo ha establecido estrategias para atender 170 obras.
recu
Pesquera, además, predijo que esa fase de formulación de proyectos permanentes puede tomar unos 2 años. Explicó que este proceso es regulado por la Sección 428 de FEMA— aprobada en abril de 2018— y le corresponde a la agencia federal establecer el presupuesto para poder comenzar estas obras. Por su parte, señaló que FEMA opera a base de reembolsos y esto podría complicar el panorama debido a la falta de liquidez de los municipios.

“Los municipios no tienen los recursos para pagarles a los contratistas. Por lo tanto, tiene que haber algo que le dé fondos adelantados al municipio para poder comenzar con la obra”, sostuvo. Agregó que los fondos del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres de Puerto Rico (CDBG-DR, por sus siglas en inglés) podrían resultar como una alternativa para paliar una parte del costo de las obras. Sin embargo, opinó que los proyectos menores de $123,000 podrían comenzar en los próximos tres meses.

Source: metro.pr

Subscribe To Our Newsletter

Enter your e-mail address to receive information about ReImagine Puerto Rico’s efforts in Puerto Rico.

You have Successfully Subscribed!