Fundación que lleva su nombre anuncia compromisos de varias entidades durante evento celebrado en San Juan

En un evento del Clinton Global Initiative, celebrado en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, el expresidente de Estados Unidos mencionó las necesidades que Puerto Rico enfrenta a raíz del huracán María.

El expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, moderó hoy un panel sobre los retos a la recuperación de la región caribeña a más de un año del paso de los huracanes Irma y María, como parte del evento del Clinton Global Initiative (CGI) Action Network que se está llevando a cabo hasta mañana en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, en San Juan. El evento forma parte de los esfuerzos del Clinton Foundation para seguir impulsando la recuperación y desarrollo de la región del Caribe a través de alianzas con organizaciones sin fines de lucro.

Titulado “From Recovery to Resiliency: Sustaining Momentum in 2019 and Beyond”, el panel contó con la participación de José Andrés, chef y fundador del World Central Kitchen; Patricia Scottland, secretaria general del Commonwealth of Nations, una asociación política de 53 países que una vez fueron territorios del Reino Unido; Francine Baron, ministra de asuntos extranjeros en Dominica, y Mark Okerstrom, principal ejecutivo de Expedia Group.

Durante la sesión, tanto el expresidente como varios de los panelistas subrayaron la necesidad de toma acción ante los retos que la región todavía enfrenta, e ir más allá de la mera palabra. A modo de ejemplo, se destacaron los esfuerzos que se están realizando en Dominica para convertirla en una isla 100% independiente en términos de generación de energía renovable. Tales esfuerzos incluyen la construcción de una planta de energía geotermal, que se sumará a una planta de energía hidroeléctrica ya en operación en la isla caribeña.

Por su parte, Andrés relató los comienzos de su campaña para alimentar a los residentes de Puerto Rico a pocos días del paso del huracán María, un esfuerzo que creció a pasos agigantados al paso de los meses. El reconocido chef y activista además subrayó la importancia de que Puerto Rico sea más autosuficiente en cuanto a la producción de alimentos, y a esos fines comprometió unos $4 millones que se emplearan durante el próximo año para ayudar a fincas pequeñas locales.

Previo al panel, Clinton—quien llegó a Puerto Rico el pasado domingo junto a la exsecretaria de estado, Hillary Clinton, y su hija Chelsea, y luego visitó algunas de las áreas donde el CGI ha encaminado proyectos de recuperación—destacó que la “red de acción” del CGI ha reunido a más de 650 entidades sin fines de lucro para ayudar la región del Caribe luego de los desastres naturales, impulsando la construcción de hogares en Dominica e iniciativas de transición a energía solar en Puerto Rico, entre otros proyectos.

“Unos quince meses después de los huracanes, todavía queda mucho trabajo por hacer”, indicó Clinton.

“Los retos envueltos en la reconstrucción no se resuelven en un día o dos. Todavía persiste una necesidad urgente para energía renovable y asequible. El acceso a servicios de cuidado de la salud sigue siendo un reto, mientras que un 40% de los negocios que cerraron como consecuencia del huracán no volvieron a reabrir”, detalló.

Acto seguido, el expresidente anunció una serie de compromisos alcanzados por parte de varias entidades locales dedicadas a la recuperación. Estas incluyeron el Hogar del Buen Pastor, una organización dedicada a asistir a personas sin hogar y drogadictas. La entidad recibirá equipo tecnológico y médico para atender mejor a la población, esto en medio de una crisis de opioides en la isla que ha visto cifras de sobredosis y muertes aumentar sustancialmente luego de los huracanes. A esos efectos, Clinton indicó que “más de 600 muertes y más de 60 muertes por fentanilo se han reportaron en el 2017 en la isla, en comparación a 200 sobredosis y ocho muertes en años anteriores”.

La segunda entidad en alcanzar un compromiso fue la compañía IBM a través del lanzamiento de su iniciativa Call for Code Global Challlenge, la cual emplea a desarrolladores para crear soluciones diseñadas para mejorar la preparación ante desastres naturales, así como los esfuerzos de recuperación luego de que ocurran.

Por último, la organización Good360 estableció un compromiso de educar a líderes en 25 compañías Fortune 500 sobre mejores maneras de aportar a las comunidades luego de un desastre, adoptando un enfoque más proactivo, transparente y basado en las necesidades de la población.

Recurso: elnuevodia.com

Subscribe To Our Newsletter

Enter your e-mail address to receive information about ReImagine Puerto Rico’s efforts in Puerto Rico.

You have Successfully Subscribed!