Fundación Banco Popular quiere garantizar los servicios de organizaciones sin fines de lucro ante emergencias

El Boys & Girls Clubs de Loíza es una de ocho organizaciones que la Fundación Banco Popular identificó, junto con la entidad Resilient Power Puerto Rico, para suplir placas solares y baterías recargables con el propósito de fortalecer su capacidad de respuesta ante otro posible desastre natural como el huracán María.

La Fundación Banco Popular destinó $250,000 de su campaña “Abrazando a Puerto Rico” para este proyecto de energía renovable en entidades que sirvieron como centros comunitarios para atender las necesidades de los residentes. La instalación de estos equipos les permitirá contar con un apoyo adicional para continuar sus servicios en momentos críticos.

Otras organizaciones que también recibirán el apoyo de la Fundación Popular y de Resilient Power Puerto Rico son CREARTE en Yabucoa, así como CODERI y SER de Puerto Rico, en San Juan.

“La idea es ofrecerles una manera de ser más resilientes a nivel de energía”, explicó la directora ejecutiva de la Fundación Banco Popular, Beatriz Polhamus, al destacar que aun en la situación de desastre en la que se encontró el país en septiembre de 2017, los líderes de estas organizaciones se dedicaron a servir a otros. La aportación les permitirá, entonces, potenciar ese esfuerzo.

“Queremos asegurarnos de que, si nos vemos en una situación como la que vivimos el año pasado, estas organizaciones puedan ofrecer sus servicios”, destacó Polhamus.

La iniciativa que emprende la Fundación Banco Popular junto con Resilient Power Puerto Rico también busca establecer un legado a mediano plazo.

En el caso del espacio de Boys & Girls Clubs de Loíza, su centro se convirtió en un oasis para las familias que sufrieron tanto los embates del huracán María como los del huracán Irma en un período de dos semanas.

“Vemos al Boys & Girls Clubs de Loíza con los servicios que ofrece a los niños y niñas de las escuelas cercanas, pero también como centro de apoyo y punto crítico en el área de ayuda a la comunidad”, señaló por su parte Jean Curet, gerente de proyectos de Resilient Power Puerto Rico.

“También lo vemos como un espacio de reunión y de contacto humano, que es lo que nos hace más fuertes para enfrentar cualquier reto o emergencia”, concluyó Curet.

Energía solar para comunidades más resilientes

Como parte de varios proyectos de energía renovable, la Fundación Banco Popular suplió placas solares y baterías recargables a organizaciones sin fines de lucro incluyendo al Boys & Girls Clubs en Loíza | #BrandShare

Posted by El Nuevo Día on Wednesday, October 17, 2018

Recurso: ElNuevoDia.com